Iván Petróvich Pávlov recibió el premio Nobel de Medicina en Fisiología en 1904. Aunque fue mayormente conocido por la formulación de la Ley del Reflejo Condicional. Hoy día es el pilar de la educación canina en positivo y el clicker.

Pávlov observó en sus experimentos con perros que estos salivaban ante la presencia de comida o de los propios humanos que experimentaban con los animales. Determinando que esta acción podría producirse por una actividad psicológica, que fue llamada “Reflejo Condicional“.

Saber diferenciar entre “Condicionado” y “Condicional” es importante, pues lo primero hace referencia a un estado y lo segundo a una cadena de acciones relacionadas. (En otro articulo hablaremos mas extensamente de esto y los tipos de estímulos)

En 1903 Pávlov expuso detalladamente sus resultados en el 14º Congreso Médico Internacional celebrado en Madrid el cual tituló : The Experimental Psychology and Psychopathology of Animals.

Los resultados iniciales de Pávlov dictaban que si ponemos alimentos en el hocico de un perro hambriento, éste comenzaba a salivar.  Pero Pávlov fue más allá y descubrió que  si el perro olía o visualizaba la comida a cierta distancia e incluso la mera presencia de la persona que lo alimentaba, este también reproducía la salivación como cuando se le acercaba comida al hocico. A este efecto lo llamó ” Reflejo de Salivación” ,

COMO REALIZABA PÁVLOV SUS EXPERIMENTOS

Pávlov hacia una pequeña abertura cerca de las glándulas salivares del perro. Donde colocaba un pequeño tubo de cristal con marcas de graduación. Dicha graduación luego permite contar la cantidad de saliva segregada para conocer la magnitud del estímulo al que se expuso el animal. Tras un cristal de una habitación adyacente, todas las pruebas eran minuciosamente observadas por Pávlov.Pavlov_dogs

 

 

UN DESCUBRIMIENTO CASUAL

A pesar de ser conocido mundialmente por “Las campanas de Pávlov” este tuvo la oportunidad de realizar otro experimento, aunque casual, no desperdició la oportunidad de realizarlo. Aunque cabe destacar que para valorar la situación que se dio, era necesario tener ciertos conocimientos y saber valorar lo que se presentaba como un caso no tribal o excepcional. Y es que Pávlov también fundó el estudio sobre el comportamiento “anormal” y la introducción a la “neurosis experimental”. Creando los primeros estudios psicopatológicos. Una repentina inundación hizo que el sótano donde se encontraban las jaulas con los canes, comenzará a inundarse. El doctor y sus ayudantes llegaron a tiempo para poder salvar a los perros. Fue cuando decidieron reinstalar de nuevo los perros en el sótano empezaron a notar ciertas variaciones en su comportamiento.  Pasaron de ser perros totalmente dóciles con los investigadores a presentar patrones de hostilidad, irregularidades a la hora de comer, en sus relaciones sexuales y su comportamiento cuando estaban solos, aullando, ladrando o llorando como si hubiese alguien más con ellos, cuando en realidad estaban solos. Este comportamiento fue catalogado por Pávlov como “Principio de Neurosis”. Cuando los perros fueron nuevamente trasladados a un ambiente diferente al del sótano, dichos comportamientos se veían reducidos considerablemente. Lo que llevó al doctor al razonar que la presencia intensa de fuertes estímulos aversivos había ocasionado un condicionamiento de todo lo que rodeaba al perro en el sótano. Tras este descubrimiento, decidió dejar a los perros en un ambiente totalmente diferente al del sótano y esperar un tiempo hasta que estuviesen adaptados completamente y su comportamiento fuese normal. Para así iniciar un nuevo experimento donde desarrollaría la teoría del “Desvanecimiento.por sustracción y adición” . Dicha teoría se basaba en ir sustituyendo de manera selectiva y gradual diferentes estímulos del nuevo ambiente(Desvanecimiento por sustracción) por otros pertenecientes al sótano (Desvanecimiento por adición) regresando los perros finalmente al sótano con un comportamiento totalmente normal.

LA NEUROSIS EXPERIMENTAL

Uno de los experimentos a los que más tiempo dedicó Pávlov fue a la discriminación de estímulos y la neurosis experimental inducida. Estos experimentos se basaban en presentar al perro círculos antes de presentarle comida y elipses antes de someterlo a un estímulo aversivo como pueden ser descargas eléctricas donde el animal tras muchos intentos (se estima que rondaban los 50. Aunque se sabe que se probó al menos en 2 perros diferentes) acaba asociando correctamente cada imagen con su estímulo correspondiente. Salivando ante los círculos y comportándose de una forma anormal ante las elipses, mostrando miedo y tensión corporal. Una vez la asociación a cada signo fue correcta por cada animal. El investigador comenzó a mostrar a los perros signos muy semejantes entre sí antes de presentar cada estímulo. Por lo cual, los perros empezaron a mostrarse nerviosos y con comportamientos erráticos. Estos comportamientos eran muy similares a los que tuvieron los perros del sótano inundado. Lo cual acabó llamando como “Neurosis Inducida“. Tras restablecer los valores iniciales del circulo y la elipse en los estímulos hacia los perros, pudo comprobar que gradualmente iban volviendo a su estado normal, dejando atrás la neurosis. Eso si, la cantidad de ensayos que tuvo que realizar fueron casi el doble a las 50 veces que le costó inducir la neurosis en los canes.

Todos estos experimentos realizados por Pávlov son hoy día la base de la educación en positivo, el clicker y la modificación de conducta. Todo ello catalogado dentro del conductismo.

Si te gustó, comparte con el resto del mundo!
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares